4.  Y Ahora El Que Se Va, Pero Se Queda, Es Lazarito

Félix Sautié Mederos

Mi COMENTARIO DEL DÍA. Félix Sautié Mederos

Lo más triste que me ha tocado vivir durante mi longevidad son las despedidas, “Recurrentes Despedidas” tal y como hace algunos años titulé una crónica mía que publiqué en España, porque ya entonces había comenzado el desfile de las despedidas que mis sentimientos y mi conciencia me obligaban testimoniar los amigos, conocidos incluso hermanos de sangre que se me estaban adelantado en el viaje esperado siempre por los místicos de la vida. Y ahora cuando tan solo han transcurrido unos pocos días, que se pueden contar en horas, de que Eusebio como siempre lo denominé, comenzara su viaje definitivo a la Gloria de los Justos, sucedió que los telediarios y la prensa plana me anuncian, que a Lázaro Barredo, para mí Lazarito tal y como lo conocí en Juventud Rebelde a finales de los 60, le había llegado la hora de comenzar el viaje que a todos, un día nos habrá de tocar. En consecuencia, un sentimiento me vuelve a atrapar, pues muchos de los de mi generación del Triunfo de la Revolución se están marchando aceleradamente de la vida terrenal antes que yo, con las tareas finalizadas y el deber cumplido. 

Fui su director en sus primeros tiempos de periodista. Un día me lo recordó medio en broma, medio serio con alegría y cierta picardía, en un encuentro en que entre otros estaba presente y junto a mí también Polanco. Otro de los directores de Juventud Rebelde en el tiempo. No recuerdo todo lo que le respondí entonces ni puedo precisar bien el lugar. Fue un encuentro muy grato, son ya algunos años, pero lo que sí puedo asegurar es que aquel día y nunca más pensé que él se iba a ir primero, porque siempre lo veía como uno de los jóvenes que llegaron a la Redacción de Prado para comenzar su vida como periodistas, con quienes comencé la aventura de los primeros años de Juventud Rebelde. Quizás mis conceptos místicos escatológicos cuando me toca la presencia cercana de la muerte, siempre la comparo con lo que a mí me corresponde.  Por eso con dolor y con cansancio por la reiteración de despedidas en mis ya largos e intensos años, también hoy le digo a Lazarito … Hasta luego… tú cumpliste bien con la obra de la vida y te quedarás, pero con otra sustancia no material: la espiritual…Hasta la victoria siempre.

http://felixsautie.com/articulos.php?66-y-ahora-el-que-se-va-pero-se-queda-es-lazarito

© APICALTERNATIVA- Año: 2020- Revista:  Septiembre 2020