5.    Están en juego la previsión y lo imprevisible en el tiempo que tenemos por delante…

Félix Sautié Mederos

Ya otras veces he escrito sobre la categoría tiempo, que mide el movimiento de la naturaleza; y, especialmente, de la vida. En este orden de cosas, considero importante de momento, volver al tema, en ocasión de las circunstancias del día determinadas por los anuncios inesperados relacionados a la prohibición de la circulación del dólar en el país. En consecuencia, en espera de más explicaciones al respecto que considero muy necesarias, quiero referirme en mi “Comentario del Día” a mi consideración muy personal de que dejar pasar el tiempo en su eterno transcurso, podría determinar pérdidas ocasionalmente irreparables. En especial, cuando no somos capaces de prever las situaciones complejas y complicadas que se nos van presentando, porque no está en nuestras posibilidades hacerlo, en el mejor de los casos. 

La actitud de la actual Administración norteamericana de Mr. Biden, de dejar pasar el tiempo con el mantenimiento intacto de las medidas extremas que Mr. Trump aprobó durante su mandato dirigidas a ahogar a la Cuba revolucionaria, las que han intensificado de manera extraordinaria las afectaciones del Bloqueo criminal que soportamos hace ya más de 60 años, ha creado una situación impredecible que nos está afectando doblemente; y que nos exige de una previsión quizás más allá de los posible.  

En este sentido, considero que ser en extremos cautelosos quizás no juega con el tiempo con que se mide el movimiento de la vida; porque transcurre en una continuidad permanente que no podemos revertir; y por tanto en mi criterio nos plantea la necesidad de conducirnos en su aprovechamiento necesario con una Audacia Responsable al estilo de Fidel. Es aquí en donde la previsión juega un papel esencial; y quizás sea necesario extralimitarse en su concepción; o lo que es lo mismo ser más precavidos que nunca antes y tratar de irnos por delante del tiempo.  

En consecuencia, prevenir lo peor que está por venir, dado que no somos nosotros los que podemos cambiar y/o eliminar el Bloqueo, se está convirtiendo en una necesidad insoslayable; cuya solución recae principalmente en mi opinión muy personal, en las instancias de planificación y ejecución de los planes económicos sociales.   

Con eso no niego ni muchos menos que las medidas adoptadas no hayan sido necesarias, lo que si considero que requieren de más explicación; y que quizás hubiera que haberlas prevenido antes, especialmente en los momentos de plantearse los inicios de la tarea “Ordenamiento” en que estamos enfrascados.

Por lo demás, quiero ratificar mi apoyo total a la Dirección del país que está enfrentando estos momentos difíciles.  En medio de la guerra, la unidad sin fisuras de todos es esencial; y nos encontramos antes quizás los momentos más difíciles y complejos de la guerra de cuarta generación que nos tiene declarada el Imperialismo. 

Con unidad y trabajando todos a una, es como podremos vencer.

Así lo pienso y así lo expreso en mi derecho a opinar con mis respetos por la opinión diferente y sin querer ofender a nadie en particular.

http://felixsautie.com/articulos.php?223-a-estan-en-juego-la-prevision-y-lo-imprevisible-en-el-tiempo-que-tenemos-por-delante