1.  El ejemplo de Fidel: reconocer y rectificar errores y tendencias negativas para salvar el Socialismo en Cuba

 

Félix Sautié Mederos

Corres1_1.png

Entre las múltiples y muchas genialidades de Fidel, de las que debemos aprender siempre, se encuentra en mi criterio muy personal, su capacidad para reconocer errores y actuar decisivamente en los procesos de rectificación. Siempre fue transparente en señalar sus responsabilidades al respecto, nunca las eludió.

En el desarrollo de la Revolución Triunfante, no todo han sido logros triunfalistas tal y como algunos intentan plantéalo con insistencia. Como toda obra humana, la Revolución cubana ha tenido sus imperfecciones, problemas, errores y contradicciones. Esto es esencial reconocerlo; y el propio Fidel se ha encargado de exponerlo abiertamente. Incluso hay expresiones muy importantes que constituyen ejemplos imperecederos de lo que expreso. Me basta con una como ejemplo esencial: recordar a Fidel cuando la zafra de los 10 millones no se logró, entonces planteó públicamente un reconocimiento y una autocrítica que considero ha sido el planteamiento más ejemplarizante al respecto; y muy específico, de la importancia que tienen la crítica y la autocrítica en cualquier proceso revolucionario. 

Cómo ya expresé, Fidel nunca se vio fuera de responsabilidad en las tendencias negativas a la cuales siempre se enfrentó. Precisamente nos enseñó a recocerlas, tener bien establecidas nuestras responsabilidades al respecto; y, a enfrentarlas desde adentro. Considero que esto es muy oportuno no olvidarlo en estos momentos complejos y de inflexión decisiva que se nos presenta en este 2022 recién iniciado.

En consecuencia, Fidel es un ser humano por excelencia, que siempre reconoció su condición humana y sus propias imperfecciones; y lo más importante de su ser ha sido su genialidad como tal y su enfrentamiento efectivo a las imperfecciones y errores humanos, que ha compartido y a la vez se ha enfrentado con audacia y genialidad. En eso estriba precisamente lo esencial de su ejemplaridad en mi criterio, con el logro decisivo de una verdadera revolución por el pueblo y para el pueblo, frente al Imperialismo más poderoso que haya existido. 

En su última voluntad, se planteó contrario a cualquier monumento incluyendo su oposición total a que se desarrollaran algunas tendencias de culto a su persona. Ha sido un ejemplo esencial de su humanidad, que siempre quiso que fuera comprendida y respetada por todos. Es un ejemplo fundamental de su importancia histórica que ha quedado expresada para siempre.  

En este sentido, tenemos que tempranamente Fidel planteó textualmente algo que considero muy esencial tenerlo muy en cuenta en estos momentos de inflexión iniciales del año 2022. Cito textual: “Hoy, como todos sabemos, cumplimos —mejor que hoy es ayer— el sexto aniversario del comienzo de la Revolución (APLAUSOS)...Cuando ya se cuenta el número de años con algo más que con los dedos de una sola mano en un proceso revolucionario, se puede optar entre hablar de lo que se ha hecho o hablar de lo que falta por hacer. Pienso que naturalmente en los primeros años de una revolución siempre se comienza hablando de lo que se va a hacer, y me pregunto si nosotros hoy tenemos que hacer hincapié en lo que se ha hecho o más bien en lo que debe hacerse; y me parece que realmente eso de mirar hacia atrás y de contar lo que se ha hecho debiéramos de dejarlo para un poco más adelante. Y tal vez sería mejor, incluso, que lo dejáramos para una próxima generación de revolucionarios (APLAUSOS)…Porque a nosotros todavía principalmente nos debe interesar lo que falta por hacer. Y si acaso nos referimos a las cosas hechas, solo a título de ejemplo… (Fin de la cita).

Esos planteamientos de Fidel entonces aún están vigentes; y las responsabilidades del momento siempre deben ser, estar muy consciente de todo lo que tenemos por delante, con un criterio crítico muy responsable que sea básico en el reconocimiento de nuestros propios errores y deficiencias.

Así lo pienso y así lo expreso en mi derecho a opinar, con mis respetos para el pensamiento diferente y sin querer ofender a nadie en particular.

https://felixsautie.com/articulos.php?el-ejemplo-de-fidel-reconocer-y-rectificar-errores-y-tendencias-negativas-para-salvar-el-socialismo-en-cuba