6.  Cuba Vive En Estado De Sitio Desde Que, En 1960, Estados Unidos Proclamó El Bloqueo Para Crear Hambre Y Desesperación…  

Félix Sautié Mederos. 

Corres6_1.png

Nunca se debería olvidar que vivimos en un estado de sitio, negando u olvidando los hechos concretos perpetrados durante los 60 años transcurrido desde el 1960 a la fecha, en que Estados Unidos estableció el Bloqueo a Cuba, que aún está vigente con una intensidad cada día mayor como resultado de la agresividad por encima de todos los límites de la Administración Trump. Tampoco puedo entender a los que no toman en cuenta lo proclamado por el Sub Secretario de Estado Lester Mallory de entonces, quien el 6 de abril de 1960 en memorando secreto ya desclasificado planteó crear contra Cuba y cito textual: “…una línea de acción que, siendo lo más habilidosa y discreta posible, logre los mayores avances en la privación a Cuba de dinero y suministros, para reducirle sus recursos financieros y los salarios reales, provocar hambre, desesperación y el derrocamiento del Gobierno”.

Esa agresión, la estamos viviendo desde entonces a la fecha; y es la que nos mantiene en un “Estado de Sitio” permanente, a tal punto que incluso la Asamblea General de la ONU, lo reconoce año tras año, sin que Estados Unidos les haga caso alguno. Lo que es en mi opinión muy lamentable, incluso imperdonable que haya personas ilustradas que en sus análisis de la realidad cubana en que vivimos desde el año 60 a la época, no tomen en cuenta la vigencia actual de esos planteamientos básicos que crean el Estado de Sitio que los Estados Unidos nos tiene impuesto desde entonces. 

Los que los reconocemos al Bloqueo como principal obstáculo para el desarrollo en Cuba, e incluso lo hemos afrontado directamente en contra y como víctimas de sus agresiones concretas que les son correspondientes, no tenemos que engañar a nadie para denunciar y actuar en contra de la realidad dura y pura que nos crea el imperialismo. Que, por otra parte, constituye un objetivo esencial de ese Bloqueo culpar permanentemente a la Dirección del país de las privaciones y limitaciones que nos plantea el Bloqueo, incluso agravadas en la actualidad cerrándonos Mr. Trump todas las posibilidades de obtener dinero y suministros por parte de Estados Unidos la nación más poderosa del mundo y sus aliados.  En las guerras y los enfrentamientos bélicos crear un Estado sitio es una acción de primer orden, que necesariamente no tienen que ser acciones en calientes porque también existen las guerras de tercera y cuarta generación que se apoyan en las fake news y en el desprestigio de los líderes revolucionarios. 

En este sentido, no somos ni unos “pedrusquitos” mi mucho menos poco ilustrados, por apoyar las acciones defensivas del Gobierno Revolucionario frente a los que nos quieren destruir. La primera prioridad de la Revolución es defenderse antes los que nos quieren destruir incluso proclamando como ya lo están haciendo que en Cuba debe producirse un millón de muertos y publicando tarifas para pagar acciones terroristas contra objetivos civiles cubanos. (1) 

Que es eso, en un estado revolucionario el derecho a defenderse contra agresiones tan flagrantes y seguir viviendo es lo principal; lo otro puede ser juegos intelectuales de palabras y conceptos para no reconocer esta realidad.

En este sentido, un lector de mis artículos en las redes sociales, me envió un post al respecto que bien vale recordarlo y en el que me recuerda que San Ignacio de Loyola, santo católico muy destacado, fundador de la Compañía de Jesús (los jesuitas) dijo en cierta ocasión que “En toda plaza sitiada la disidencia es traición”. En Cuba se está cumpliendo básicamente esta aseveración especialmente en estos momentos de intensificación agresivas por parte de un Mr. Trump perdedor y herido que está perpetrando quizás sus últimos coletazos.

Así lo pienso y así lo expreso, en mi derecho a opinar, con mis respetos por la opinión diferente y sin querer ofender a nadie en particular. 

(1)  Constitución de la República de Cuba, Título I, Artículo 4.