1. Un Documento Para La Acción Concreta Más Allá De Las Exhortaciones… 

Félix Sautié Mederos

Felix_sautie.png

En mi criterio muy personal, con la celebración del VIII Congreso del Partido se ha abierto en la sociedad cubana contemporánea un punto de inflexión muy importante, precisamente en un momento en que el tiempo apremia, porque se está acabando para muchas cosas que tienen que ser resueltas y que conciernen con la prosperidad popular. 

 

Quizás algunos no se hayan dado cabal cuenta todavía, de la magnitud del reto que se abre para Cuba hoy, que es imprescindible asumir para darle vigencia a los acuerdos y decisiones del VIII que se reseñan en el Documento “Compendio de Ideas, Conceptos y Directrices” al que me voy a referir, dado el papel que al Partido corresponde en la conducción del país, conforme a lo estipulado en el artículo 5 de la Constitución de la República.  

 

El Partido realiza una determinante función de control, sin que deba suplantar al Estado en sus funciones inherentes. En este sentido, la armonía entre funciones del Partido y del Gobierno tiene una importancia vital para el desarrollo de un socialismo, próspero, sustentable y participativo.

 

Este Congreso ha sido el Congreso del relevo de generaciones y de la Continuidad, lo cual nos coloca en unas circunstancias nuevas en las que las generaciones formadas por la Revolución en estos 60 y tantos han asumido los timones de mando de la sociedad. Es en mi criterio, un momento que requiere actuar con audacia y responsabilidad para que el tránsito generacional funcione conforme a las realidades y necesidades del de las circunstancias históricas que estamos viviendo.

 

En mi criterio lo más importante de este Congreso, ha sido precisamente su conducción en tránsito hacia las nuevas generaciones formadas por la Revolución con un contenido esencial a su vez de continuidad y renovación, las que se han hecho cargo de la Conducción del Partido. Esas circunstancias en mis 82 años, después de los muchos dedicados al trabajo militante, es motivo de mi regocijo por haber podido verlo en vida; lo que colma mis esperanzas por una Cuba mejor que por las que han luchado nuestras centenarias generaciones, especialmente en los últimos 60 y tantos años de la Revolución Triunfante de 1959.  Es una continuidad histórica que proyecta a la Revolución cubana hacia el futuro; pero el futuro hay que construirlo. Lo que constituye una necesidad científica, que se opone a la espontaneidad socio política y económica.  Y lo científico en mi criterio en las actuales circunstancias, es la actuación concreta más allá de lo exhortativo.

 

En este orden de cosas, precisamente el documento “Compendio de Ideas, Conceptos y Directrices” que se ha puesto a circulación entre las bases del Partido, la UJC y las organizaciones de masas con acceso digital al pueblo en general, nos debe movilizar tal y como ha expresado el destacado intelectual a quien considero un verdadero maestro de generaciones, Esteban Morales, en un mensaje publicado en el Blog Segunda Cita de Silvio Rodríguez “A la batalla. Que ahora, estamos todos en Congreso”

 

Creo honestamente que como todo el documento es perfectible y he leído criterios y aportes planteados por algunos intelectuales amigos al respecto, pero el documento, es el que es. Y constituye un instrumento inmediato, para el trabajo partidario y el desenvolvimiento y desarrollo de la Revolución. Para mí de acuerdo a como se utilice, será una base estratégica y táctica, no solo para el trabajo del Partido sino para todo el pueblo; y lo asumo, como impulso a las tareas de renovación en continuidad que nos son imprescindibles.

En mi criterio militante muy personal, en su implementación en las bases del Partido y de la sociedad, habrá que partir de que tenemos muchas cosas que resolver y que incluso algunas están detenidas en el tiempo; y que algunas de las cuales, van más allá de los daños que efectiva e indiscutiblemente nos crea el criminal Bloqueo, al que no podemos darle una solución nosotros. Mientras que los problemas a que me refiero son de carácter subjetivo y no se puede esperar más para resolverlos por nosotros mismos porque están golpeando a la población. Estos están latentes en las bases y las bases deben ser oídas con detenimiento.

Hay decisiones y acuerdos adoptados incluso en los anteriores congresos como son los Lineamiento y la Conceptualización, cuyas realizaciones concretas y prácticas en mi opinión no deben esperar más, porque son los que pueden cambiar decisivamente, nuestros problemas subjetivos en las bases e incluso dar una respuesta a quienes nos bloquean genocida y criminalmente.  Por eso coincido plenamente con la exhortación de Esteban Morales a que me refiero y que reitero como conclusión: “A la batalla. Que ahora, estamos todos en Congreso”

 

Así lo pienso y así lo expreso en mi derecho a opinar con mis respetos para el pensamiento diferente y sin querer ofender a nadie en particular.

 

Fuente: http://felixsautie.com/articulos.php?214-un-documento-para-la-accion-concreta-mas-alla-de-las-exhortaciones