8. ¿Has leído la Historia?

Raúl Carmenate

Escribir en nuestros tiempos se ha convertido en una tarea mas que compleja y sobretodo triste y absurda.Las diferencias informativas entre cada persona y los conocimientos básicos de cada grupo ha creado un distanciamiento generalizado donde tantos siglos de adoctrinamiento socio-politico-filoreligioso ha logrado crear una mentalidad muy parcializada y absoluta de las realidades necesariales del ser humano.La gran esperanza “Democratica”a través del voto de los mas,se ha ido ahogando en una cultura de “teams”y favoritos donde las metas reales de convivencia y desarrollo han terminado muy limitadas.

Despues de una educación academica completamente alejada de nuestro mundo cotidiano,  satisfacer las necesidades básicas y perentorias se ha convertido en un grave problema humano.Solo la política de los políticos actuales tan acomodados dentro de cada cargo parecen ser las soluciones a tantas problematicas.Antiguamente el Rey,el jefe y el autoritario sistema de mando social imponía creencias y obligaba a determinar la conducta de cada “seguidor”,a costa de la horca prevaleció siempre el poder de los “elegidos”para que la gran horda acatara leyes y decisiones.

Lucia que después de tantos siglos de historias repetidas constantemente, el homo sapiens ,ser humano o el hombre aprenderían grandes lecciones sobre la historia y el sano comportamiento humano.

En la actualidad después de tantas culturas humanistas y religiosas el único y determinante factor que prevalece sigue siendo el de las armas y el discurso eterno de las “promesas”.Todo parece indicar que hay un grupo siempre con todas las razones y otros con todas las verdades.

El análisis del individuo en si ha desaparecido con la necesidad obligatoria de tomar partido por el partido que sea capaz de realizar al menos en promesa el ya ilusionado y nunca alcanzado paraíso terrenal.

La psicología individual y la psicología social han intentado aportar algo de raciocinio pero ha fracasado en interpretar la esencia primaria del individuo y su psicología de la sociedad.Cuando Sigmund Freud descubrió el mundo del psicoanálisis considero que el conocimiento de cada persona sobre su mundo interior y reprimido ayudaría a ir creando seres mas conscientes y a la vez ir logrando madurez ,crecimiento y un ser humano mas sano.Primeramente el psicoanálisis nunca pudo ser aplicado para mayorías y además nunca hubo recursos disponibles ni atención para lograr un individuo mas sano y consciente de su mundo interno del yo,el ello y el superyó.

Cada enfermo,neurótico o psicótico fue siempre apartado por el desconocimiento del hombre a registrarse internamente y poder conocer su mundo reprimido desde su nacimiento y el recorrido de su infancia para ser mas positivo dentro de la familia y la sociedad.

Mirar hacia uno mismo ha sido siempre la primera gran limitación del ser humano.Lo aprendido en la familia,el colegio y la sociedad ha sido la única opción aunque fuese traumatica o enfermiza.El ser humano odia el espejo por ser este capaz de revelarle cualquier imperfección o imagen contra su yo ideal creado dentro de su recorrido.Infinidad de posibilidades pudieran ser encontradas si el hombre descubre realmente quien es y quien ha sido, única manera de saber quien será.

Lamentablemente hoy ,no sobran caminos para encontrar no la felicidad sino al menos la posibilidad de desarrollar todas las potencialidades hermosas de la personalidad sana.Las grandes mayorías lo desconocen todo,el trauma esta creado y esta comprometida la felicidad de todos.El psicoanálisis es muy angustioso para si mismo y es un camino demasiado largo,pero si aplicaramos las mejores medidas para que se pueda crecer plenamente sano en la sociedad inmediatamente la cultura de los “teams” y las guerras dejarían de ser ese destino tan falsamente invocado y considerado obligatorio en la historia.Leemos y leemos y es siempre la misma historia Porque? Demosle un chance a nuevos intentos de amor y comprensión y nos atreveremos a conocer los misterios que nos descubrió el psicoanálisis en cada uno de nosotros.

© APICALTERNATIVA- Año: 2021- Revista:  ENERO 2021