2. DE IDEOLOGÍAS Y SISTEMAS ECONÓMICOS...Y CUBA

Raúl Sorondo.

A pesar del desastre Soviético todavía escucho y leo a personas muy capacitadas, documentadas y bien intencionadas defendiendo a capa y espada el Sistema Socialista de Economía Planificada. No estoy siendo irónico cuando menciono lo anterior, algunas de estas personas las conozco  bien, Son capacitadas, documentadas y bien intencionadas.  También conozco a excelentes personas que simpatizan con Donald Trump  y a mí “el Donald” me da urticaria.

Quiero empezar definiendo los tres Sistemas Económicos que según las fuentes calificadas que he consultado, existen en la actualidad.  --El Sistema Capitalista de Mercado, donde el gobierno apenas interviene. En este Sistema, el individuo paga por todos o casi todos los servicios que recibe.-- El Sistema de Economía Planificada, donde el Estado posee todos los medios de producción y provee al individuo todos los servicios que el Estado considera que son los que él necesita.-- Y por último, está el Sistema de Economía Mixta que es una combinación de Capitalismo Privado y Servicios Públicos ofrecidos por el Estado.

En artículos anteriores he tratado de explicar, esta vez según mi propio criterio, que no son los pueblos sino individuos que viven en esos pueblos los verdaderos creadores. Todos los inventos, desde la rueda hasta los más modernos artefactos y todos los descubrimientos científicos, naturales o históricos han sido logrados gracias al ingenio, la persistencia o la capacidad mental para resolver problemas de individuos, no pueblos o naciones. Si en algún momento histórico algún pueblo o nación produce una cantidad inusitada de estos creadores, entonces la Historia reconocerá ese momento como uno de Gloria para ese pueblo o nación. También en ocasiones hay logros alcanzados por el esfuerzo de dos o más individuos, pero sigue siendo el aporte individual dentro de esos grupos lo que permite alcanzar el objetivo buscado. La importancia de este concepto que expongo tiene relación directa con el tema que a continuación voy  tratar.

En el Sistema de Economía Planificada el Estado, además de tener un control absoluto de la Economía, también ejerce un control absoluto sobre individuos, incluyendo a aquellos que forman parte de la dirigencia. Es decir, El Estado lo conforman un grupo de individuos que mantienen una obediencia vertical y están basados en una doctrina donde se detalla cada actitud, cada labor, cada manifestación  científica, literaria o social que el individuo debe acatar para que el Sistema funcione. Lo importante es el grupo no el individuo. Esta  rigidez impide el desarrollo óptimo de la Sociedad. La Sociedad necesita del aporte individual de cada uno de sus miembros  y estos necesitan espacios de libertad para poder ser creadores. La labor del Estado es coordinar las aportaciones individuales y emplearlas para hacer avanzar a la Sociedad. El Sistema de Economía Planificada le da un poder enorme, total al Estado que, como escribí en un párrafo anterior, está formado por individuos, por lo tanto,  existe un grupo de individuos con un poder inmenso, totalitario quizás sea la palabra adecuada, y el poder sin contrapeso  es siempre abusivo e intolerable.

En el Sistema de Economía Mixta, el Estado ofrece ciertos servicios esenciales con la intención que estos servicios puedan llegar a toda la población y no solo a aquellos que puedan sufragar los costos de dichos servicios. En este Sistema Económico, el individuo tiene libertad para crear empresas privadas aunque el Estado está obligado a establecer parámetros legales para evitar todo tipo de abusos laborales e irregularidades financieras.

 

El Capitalismo como Sistema Económico es, sin dudas, el más exitoso porque se nutre de la labor individual. El Estado no tiene que crear empresas, esa  no debe ser su función. Esto no quiere decir que todos los gobiernos que auspician el Capitalismo  como Sistema Económico son buenos gobiernos. La corrupción y el autoritarismo se manifiestan con impúdica frecuencia en muchos de ellos. Lo que  llamamos “Capitalismo Salvaje”, donde se pisotea los preceptos que componen lo que es la Justicia Social, es atroz. Pero el Sistema de Economía Planificada, que ha demostrado ser inoperante y abusivo, no es la solución.

El caso de China, que muchos admiran, es un ejemplo evidente de mal Capitalismo y mal Socialismo. China dice ser Socialista. “El Gobierno de los Trabajadores”, sin embargo, el gobierno chino acudió al capitalismo para salir de la pobreza y lo está logrando. Por un lado les dio libertad a los “individuos” para que crearan negocios  y estos lo hicieron muy bien; crearon negocios muy exitosos.  Pero para lograr esa libertad los nuevos empresarios tuvieron que someterse al control total del gobierno chino. Por su parte el gobierno chino les permite explotar a sus trabajadores como se hacía en los tiempos del Capitalismo Salvaje. Pacto diabólico, dirán algunos.

En  Cuba, el gobierno no va a dejar el poder porque el pueblo esté pasando necesidades. El control del gobierno es absoluto. El largo e ineficaz embargo no ha funcionado ni funcionará apretando más las tuercas. Una implosión traería un caos y el caos sería aprovechado por los corruptos de siempre. Lo que pasó después del desplome de la Unión Soviética, nos alerta.  Entonces, ¿Qué Hacer? Si nos fijamos en la Historia de la Humanidad  veremos que todo cambia, en ocasiones para bien y en otras para mal, pero todo cambia y cuando se frenan esos cambios la fuerza acumulada puede provocar un estallido de consecuencias impredecibles. Sin dudas, una transición pacífica de un Sistema Totalitario  a uno de Derechos, con una economía donde no se frene el esfuerzo individual y al mismo tiempo se establezca leyes que impidan el abuso laboral y la corrupción, sería lo ideal. Reconozco que mientras los Estados Unidos sea el Poder Mundial que es, sus penalidades económicas pesarán mucho sobre el país independientemente del Sistema Económico que se utilice. Hay que hablar y llegar a acuerdos sin sometimientos indignos pero con la decisión de estar dispuesto a realizar los cambios que más beneficien al pueblo.

No pienso en venganzas sino únicamente en el bienestar del pueblo cubano. Cuba no es solamente un hermoso pedazo de tierra rodeado de agua. Cuba es su gente, junto a sus costumbres y tradiciones. Si no amas a su gente, a sus costumbres y tradiciones, entonces solo amas un hermoso pedazo de tierra rodeado de agua como tantos otros que existen en el mundo. Es por esta razones por lo que quiero lo mejor para ese pueblo tal y como es. No como pudieran ser los suizos o los alemanes o los propios estadounidenses. Quiero a los cubanos como son los cubanos. Pero  el Sistema Económico tiene que cambiar así como el Sistema Político de un solo  Partido. Nadie es el dueño de la verdad o del buen hacer y es imprescindible escuchar al que no piensa como nosotros porque pudiera tener razón u obligarnos a pensar profunda y detalladamente sobre nuestras imperfectas propuestas y mejorarla.

© APICALTERNATIVA- Año: 2020- Revista:  Septiembre 2020