13. Si bien las épocas son distintas, los propósitos   y los métodos del Imperialismo son los mismos: la fuerza y la guerra a todos los que no se les subordinen

Félix Sautié Mederos

Felix_sautie.png
Art13_1.jpg

Algunos argumentan que son distintas las épocas de los inicios de la Revolución Triunfante de 1959 y la actual de la pandemia de marras que estamos viviendo y del Bloqueo recrudecido por Mr. Trump que Mr. Bailen mantiene fortalecido para ahogarnos definitivamente. En este orden de cosas, los propósitos y los métodos del Imperio son los mismos, doblegarnos a como sea para destruir el ejemplo de la Revolución Socialista en sus mismas narices. Esa Revolución Socialista en Cuba no la pueden “permitir” ellos, más aún por su concepto estratégico desde los inicios de nuestra nacionalidad y antes, de que Cuba forma parte de su frontera Sur en el Golfo de México. Martí habló claramente sobre esos aspectos esenciales durante su fecunda vida.

Esas historias que están testimoniadas y escritas desde hace muchos años son irrebatibles. Nunca deberían ser olvidadas, mayormente aún por quienes poseen ilustración y cultura. Olvidar la historia acaecida siempre podría ser algo muy peligroso y dañino.

Los propósitos fundamentales e incluso la estrategia básica para alcanzarlos, están expresados abiertamente en el Bloqueo a Cuba desde sus inicios; nunca deberían ser olvidados por los cubanos. Aunque lo he citado en varias ocasiones, considero imprescindible volverlo a recordar para que algunos refresquen su memoria. Cito textual: El seis de abril de 1960 Lester D. Mallory, Vice Secretario de Estado Asistente para los Asuntos Interamericanos, en un memorándum secreto actualmente desclasificado del Departamento de Estado expresó que:

 

“La mayoría de los cubanos apoyan a Castro… el único modo previsible de restarle apoyo interno es mediante el desencanto y la insatisfacción que surjan del malestar económico y las dificultades materiales… hay que emplear rápidamente todos los medios posibles para debilitar la vida económica de Cuba… una línea de acción que, siendo lo más habilidosa y discreta posible, logre los mayores avances en la privación a Cuba de dinero y suministros, para reducirle sus recursos financieros y los salarios reales, provocar hambre, desesperación y el derrocamiento del Gobierno”.

 

Precisamente Mr. Trump con sus 243 medidas de reforzamiento del Bloqueo, que Mr. Biden mantiene vigentes y fortalecidas al máximo, cumple a cabalidad con los propósitos enunciados en 1960 por Mr. Mallory. Entonces, me pregunto yo ¿qué es lo distinto? que Cuba debería tener en cuenta para no defenderse de los propósitos actuales de dañar la Revolución con marchas convocadas oportunistamente para los momentos del actual año en que nos disponemos a revitalizar el turismo y desarrollar nuestra economía tan afectada por lo medidas de Mr. Trump y Mr. Biden, así como por la Pandemia de marras. 

 

Realmente en mi opinión, es erróneo el calificativo de pacíficas, aunque algunos se niegan a reconocerlo así y consideran que esas acciones que están planteando no son subversivas y como tal no deberían ser tratadas.

 

En ninguna ocasión, se podría coincidir con el derecho a dañar la Revolución con esas manifestaciones “pacíficas”; en mi opinión dañinas a que podamos recomponer nuestra economía. Si quieren justicia para el pueblo de Cuba, deberían pedir que se levante el Bloqueo a los efectos que podamos subsistir y desarrollarnos económica y socialmente. La mayor parte de los Gobiernos del mundo se han manifestado al respecto en la ONU, ¿por qué entonces? algunos cubanos no lo quieren y culpan al Gobierno revolucionario de todo. Es cierto que tenemos problemas y errores que debemos resolver por nosotros sin la mediación de ninguna potencia extranjeras; y, en eso estamos. Pero en mi opinión, nunca nuestros propios errores y deficiencias, son superiores al Bloqueo que nos crea hambre y desesperación que nos mata y nos mantiene como una Plaza Sitiada.

 

Valdría la pena, además, plantearse algunas preguntas importantes: 

 

-      ¿Qué, se plantea al respecto, en el Manual de la Cía, que se aplicó en el Chile de Allende y qué mantiene su vigencia en otras partes del mundo en la actualidad? 

-      ¿Quién aprueba un presupuesto para provocar el cambio de Gobierno en Cuba?  y, que también aprobó la Ley Helms Burton. ¿Qué dice esa ley de los Estados Unidos?

-      ¿Quién, se plantea provocar hambre y desesperación en el pueblo cubano, el Gobierno Revolucionario o el Gobierno norteamericano? 

-      ¿Quiénes nos atacaron en playa Girón, volaron el avión de cubana, han cometido actos de terrorismo en Cuba como el de Fabio Diccelmo, de 32 años el 4 de septiembre de 1997 en un hotel de La Habana, y además en algunas embajadas cubanas en el mundo incluso en la actualidad?

-      ¿Quién, con su Bloqueo, según ellos embargo, nos está cerrando todos los caminos económicos esenciales en los bancos y negando que se nos concedan los créditos que nos son necesarios, para por ejemplo darle el mantenimiento imprescindible a nuestras termo eléctricas?

-      ¿Quién nos prohíbe el uso de dólar como divisa?

-      ¿Quién, tiene prohibido que se nos vendan medicinas, componentes médicos, equipamientos de diversas índoles que tengan más de un 10 % de producción norteamericana?  

-      ¿Quién, crea agresiones y guerras incluso con acciones francamente terroristas en el mundo y en Cuba?

-      ¿Quién fue el que perpetró la agresión y la Guerra en Vietnam y en Afganistán?

-      ¿Cuáles han sido los resultados de las Revoluciones de Colores y/o las denominadas acciones de “ayuda humanitaria” en diversos países del mundo como han sido por ejemplo Libia, Siria y especialmente en Afganistán?

 

Y mi muy especial pregunta sería pues, ¿Podemos confiar en la nobleza de intenciones precisamente en esas propuestas que tienen su origen en los Estados Unidos? Históricamente nunca deberíamos olvidar la historia de los autonomistas, y los anexionistas del Siglo 19. La Historia se repite muchas veces.  

 

Esto es lo que pienso y estos son mis argumentos que fundamentan mis criterios sobre la ingenuidad en la política en las actuales muy complejas circunstancias. 

 

Antes de terminar, quiero recordar lo que expresa el artículo 4 de la Constitución de la República actualmente vigente y aprobada por referendo popular. Cito textual: ARTÍCULO 4. La defensa de la patria socialista es el más grande honor y el deber supremo de cada cubano. La traición a la patria es el más grave de los crímenes, quien la comete está sujeto a las más severas sanciones. El sistema socialista que refrenda esta Constitución, es irrevocable. Los ciudadanos tienen el derecho de combatir por todos los medios, incluyendo la lucha armada, cuando no fuera posible otro recurso, contra cualquiera que intente derribar el orden político, social y económico establecido por esta Constitución. 

 

Así lo pienso y así lo expreso en mi derecho a opinar con mis respetos por el pensamiento diferente y sin querer ofender a nadie en particular