12. Ruta Diez

Ciro Bianchi Ross

Ciro_Bianchi.png

En la página con la que inicié el año en curso (Días de enero) publicada el 2 de dicho mes, aludí a la llamada “consigna de la vergüenza” con la que el Movimiento 26 de Julio llamó a la ciudadanía a sumarse, en los días finales de 1958,  a la resistencia cívica contra la dictadura. Circuló primero de boca en boca y ya a mediados de diciembre, cuando era más feroz la censura de prensa,  apareció impresa en no pocas publicaciones nacionales, el Diario de la Marina el primero. Una expresión breve y seca que con solo tres signos instaba al pueblo al retraimiento durante las celebraciones pascuales: “0-3-C”. “Cero cine; cero compras; cero cabaret”.

 

     Pese a que el escribidor trató ampliamente este tema en su página correspondiente a 23 de diciembre de 2018, al retomarlo en la pasada entrega del 2 de enero cometió, confiado en su memoria, el error de sustituir “compra” por “cena”; “Cero cine; cero cena; cero cabaret” y sobre el que me llama la atención el Doctor en Ciencias José Marín Antuña, Profesor Titular y Emérito de la Facultad de Física de la Universidad de La Habana, que en su correo define acertadamente el “0-3-C” como “un golpe muy bien dado por el Movimiento 26 de Julio”. El distinguido profesor vivió aquellos momentos y los recuerda en sus detalles.

 

     “¿Qué es 0-3-C?”, decía el anuncio que los inexistentes laboratorio MORECI, fabricante “de un efectivo tónico capilar”, hizo publicar en la prensa, a veces a página completa. Solo en los días finales del año 58, Radio Rebelde, desde la Sierra Maestra, daba respuesta a la interrogante. MORECI era la sigla del Movimiento de Resistencia Cívica.  Los líderes del 26 se habían valido de un ingenioso ardid para logar su objetivo. Al mismo tiempo se ponía a circular un plegable, dice el profesor Marín Antuña, con las décimas que se reproducen enseguida.

 

     Cero cabaret

 

     “Cuando por placer mundano / Vas una noche de fiesta / En nuestra gloriosa gesta / Está muriendo un cubano / Cae la sangre de tu hermano / Derramada por su fe / ¡Ayuda tú… ponte en pie! / No traiciones a tu tierra… / Si toda Cuba está en guerra / No vayas tú al cabaret”.

 

     Cero cine

 

     “Cuando en torpe indiferencia / Dices que estás aburrido / Otro cubano ha caído / Cumpliendo con su conciencia / No niegue tú la existencia / De la lucha en tu vivir/ Ya te podrás divertir/ Pero hoy la sangre conmina: / Cuando el tirano asesina / ¿A qué cine vas a ir?”

     Cero compras

 

     “Por cualquier capricho vano / Vas a comprar con exceso / ¡Y cuando gastas un peso / Está cayendo un cubano! /Le das un peso al tirano / Y ayudas a su maldad / Deja ya tu vanidad / Que tu honor tiene un cita /¡Lo que Cuba necesita / Es comprar su libertad!”

 

JACOMINO-VEDADO

 

Desde hace algunas semanas se trasmite en las mañanas de Cuba Visión un programa que engrampa por su interés, variedad y ágil y agradable conducción, Ruta 10.

 

Muchos se preguntan la razón de ese nombre y la respuesta, o al menos una de ellas, es sencilla. Se trasmite  a las diez de la mañana y son muchas las cosas a las que puede dar cabida en su marco. Exactamente como una guagua en la que cabe de todo,  aunque los más jóvenes ignoran que hubo en La Habana un ómnibus que llevó el número 10. La Ruta 10,   Jacomino-Vedado.