16. UNA REALIDAD QUE REQUIERE LA ATENCIÓN DE TODOS…. Nuestro objetivo es ser mejores y no prestarnos para el juego de la contrarrevolución …

 Félix Sautié Mederos

MIS COMENTARIOS DEL DÍA. 

En La Habana y muy en especial en mi Centro Habana, se están manifestando

un conjunto de problemas muy álgidos que requieren ir más allá de las

exhortaciones hacia las acciones y medidas concretas que como se expresa

en un dicho popular no estén caracterizadas por ser de “paños tibios”.

Constituyen clamores de la base, que deben ser escuchados y atendidos con

prioridad especial; y en mi opinión muy personal, con los pies puestos en la

tierra y los oídos dirigidos y concentrados en lo que plantea y comenta la

población.

Lo he pensado mucho, para escribir este comentario; porque por mi edad,

mis padecimientos y la COVID galopante, me encuentro confinado y

cumpliendo con todos los requisitos preventivos en mi casa huyéndole a la

COVID que anda suelta; esperando que comience la vacunación masiva, ya

que con 82 años y varios padecimientos crónicos, no tengo otra alternativa

posible que no sea la de vacunarme tan pronto me toque mi turno. Pero mis

vecinos lo comentan todo; me ponen al tanto y me lo hacen saber con la

esperanza que lo plantee en donde sean escuchados sus clamores. Eso es lo

que trato de hacer con este comentario. Precisamente la fortaleza de la

Revolución, nos permite más allá de lo que plantean nuestros enemigos

ejercer la crítica constructiva dirigida a su mejoramiento. Toda obra humana

lo requiere y la Revolución Cubana no es una excepción. Nuestro objetivo tal

y como me escribió recientemente un amigo, es ser mejores y no prestarnos

y como me escribió recientemente un amigo, es ser mejores y no prestarnos

para el juego contrarrevolucionario; eso hago.

Centro Habana, vista desde la perspectiva del barrio de Colón en donde vivo,

tiene una situación crítica que nos está preocupando intensamente, porque

no se ve una reacción necesaria en intensidad y capacidad. Aquí la

ineficiencia es cotidiana, la percepción del riesgo está esencialmente

debilitada quizás porque se tiene mucha seguridad en lo que se realiza

oficialmente por el Estado. Nuestra población está muy envejecida; y, se

necesitan acciones concretas de revisión de las pensiones y los precios, así

como mayor agilidad por parte de los trabajadores sociales en la tramitación

de las ayudas necesarias. Estas situaciones no pueden esperar por la

burocracia, porque todo está en movimiento.

En este sentido, como dice la canción de los “VAN VAN” estamos en un

punto en que La Habana y Centro Habana no aguantan más. Así lo percibo y

así lo escribo con el propósito constructivo que se tome muy en cuenta. No

son solo las indisciplinas de la población, las causantes de lo que está

sucediendo con la Covid, aunque en Centro Habana son muchas; las colas

desproporcionadas y desorganizadas; y, con los precios alterados. Es

también una falta de efectividad, con la acción de burocracias latentes y de

las ineficiencias que día a día se hacen evidente en las conferencias de

Prensa del Dr. Durán y en las opiniones sobre la economía popular que las

gentes plantean y que se intercomunican de las más diversas formas. Hay

que ser muy poco observador, y estar muy apartado de las realidades del

momento, aquí, para no percibir ese mensaje encriptado por así decirlo, en

los datos crecientes que día a día están apareciendo. ¿Cuándo se aplanarán

las curvas estadísticas crecientes? Es una pregunta que nos hacemos día a

día, porque como diría Nicolás Guillén todo está mezclado.

Pienso al respecto, que estamos ante una confluencia de la Covid; y de los

cambios drásticos económicos que se plantean en la tarea Ordenamiento,

con una necesidad de reconsideración que algunos presentan por cuanto los

cálculos realizados plantean una gran incongruencia entre los salarios y las

pensiones previstas junto con los precios de los productos e incluso de los

servicios necesarios (un ejemplo concreto es el gas). Esas situaciones

mantienen latente un estado de opinión desfavorable que es imprescindible

cambiar, hacia una tarea que es esencial para el desarrollo económico del

país. Lo que no solo se puede resolver con explicaciones y más

explicaciones, hay que actuar con hechos concretos. Esto es imprescindible

entenderlo, porque considero al respecto que los programas explicativos que

se han estado planteando por la televisión no han logrado un convencimiento

cabal de las razones que puedan tener estas cifras que son negadas por los

precios galopantes. En consecuencia, se impone una reconsideración, así

como una reorganización y una reestructuración esencial al respecto para

garantizar el éxito necesario.

Por otra parte, el constante agravamiento de la Pandemia en el país, en mi

opinión requiere una concentración total para poder vencerla en primera

instancia, con una prioridad práctica y objetiva, porque ambas situaciones no

se van a poder resolver juntas con la misma prioridad; lo que puede cambiar

en cada territorio y en cada instancia. Una priorizada primero, para abrir paso

y otra después. Es la solución que se perfila. Juntas es lo ideal, pero cada

día lo ideal se hace más complejo. El método de, prueba – error lo está dando

a conocer.

Así lo pienso en mi derecho a opinar, con mis respetos para la opinión

Así lo pienso en mi derecho a opinar, con mis respetos para la opinión

diferente y sin querer ofender a nadie en particular.

© APICALTERNATIVA- Año: 2021- Revista:  MARZO 2021